,

FROLING inaugura el centro de fabricación de calderas de biomasa más avanzado del mundo y reduce su tarifa de precios

Calderas de biomasa Froling

FROLING, la empresa austríaca fabricante de calderas de biomasa, inauguró recientemente en la localidad de Grieskirchen (Austria) su nuevo centro de producción para calderas de astilla, que ya ha permitido reducir considerablemente el tiempo y coste de producción.

Hace cuatro años FROLING estrenó una planta robotizada de producción de sus calderas domésticas de gasificación de leña y pellet. Ahora, el mismo centro ha automatizado varios procesos para la fabricación de sus calderas de astilla.

Una peculiaridad de este fabricante es que, a diferencia de otros, fabrica íntegramente sus calderas en su centro de producción de Grieskirchen, en Austria. “Ante el deseo de reducir precios, la mayoría de los fabricantes en Austria han optado por mover sus centros de producción a países de Europa del Este. Polonia y la República Checa, por su proximidad, son hoy en día los mayores centros de producción de calderas de biomasa de marca austríaca.” comenta David Poveda, Director General de Grupo Nova Energía, la empresa distribuidora de FROLING en España. “Ya sea la producción total de sus equipos o la fabricación de algunas de sus partes, que luego son montadas en Austria. Este sistema de producción no permite realizar controles de calidad exhaustivos.”

En 1961 un grupo de técnicos e ingenieros fundaron FROLING con una máxima que se ha convertido en la obsesión de la empresa: conseguir una perfecta combustión de la biomasa en equipos automáticos y de larga vida útil. Desde entonces FROLING ha recibido numerosos premios nacionales e internacionales por la innovación y calidad de sus productos.

Visitando la fábrica de FROLING en Grieskirchen sorprende observar la cantidad de trailers que depositan la materia prima en los docks de entrada. En la recepción, un robot se encarga de etiquetar y ordenar los diferentes tipos de chapa que otro robot irá suministrando a las diferentes máquinas automáticas de corte, plegadoras o soldadoras. Hasta el material refractario utilizado en las calderas de este fabricante es realizado en la misma fábrica.

“FROLING tiene una obsesión casi enfermiza por el control de calidad de sus productos” añade Josep Verges, responsable de I+D de Grupo Nova Energía. “Las aleaciones de sus metales, la composición del material refractario, el diseño de sus equipos o la altamente sofisticada y fiable programación de los sistemas de control son algunas de las características de este fabricante, número uno en ventas en casi todos los mercados europeos.”

FROLING fue uno de los primeros fabricantes austríacos de calderas de biomasa que suministró equipos en España. Sus equipos están dando confort y fiabilidad a hoteles, escuelas, hospitales, granjas, invernaderos, sistemas centralizados de barrios, comunidades de vecinos…. “El año 2004 nuestra empresa instaló las primeras calderas de biomasa austríacas en España” añade David Poveda. “Aprendimos mucho de la experiencia y, observamos algunos problemas típicos de la tipología de biomasa de nuestro país. Esto nos sirvió para buscar un fabricante que tuviese solucionado dichos problemas. Ese fabricante fue FROLING y desde entonces hemos distribuido sus equipos en todo el país para diferentes usos y con biomasas muy variadas, siempre logrando la máxima satisfacción de nuestros clientes. Ahora, con la nueva planta de producción de calderas de astilla en funcionamiento, podemos continuar dando servicio a nuestros clientes con unos precios todavía más competitivos.”

Las emisiones de partículas y de NOx son algunas de las preocupaciones principales en la comunidad europea y FROLING se tomó este tema muy en serio ya desde sus inicios. Todas las calderas de astilla utilizan cámaras de combustión en material refractario, controlan la combustión por depresión y la lectura de una sonda lambda e incorporan sistemas de reducción de NOx por recirculación de humos.

En Europa, FROLING se ha posicionado como número uno en casi todos los mercados debido a la alta prestación y fiabilidad de sus equipos, pero también por la perfecta combustión que ofrecen gracias a la obsesión por la calidad que ha distinguido a esta empresa austríaca desde 1961.

Con precios ahora más bajos, servicio técnico en toda España, 10 años de garantía para todos sus productos y telegestión vía internet de serie, la marca distribuida en España por Grupo Nova Energía está muy bien posicionada para liderar el creciente mercado de calderas de biomasa automáticas en nuestro país.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *